Dar las gracias es algo más que ser educado, es una actitud de vida. Si quieres ser feliz, comienza por ser agradecido, es fundamental.

Muchas veces nos quejamos de no tener la casa, el coche o el trabajo que quisiéramos tener. Renegamos por no tener aquellos objetos que nos darían mayor "estatus social" o envidiamos a aquellos que sí los tienen. Pero, ¿alguna vez te has puesto a pensar en lo realmente afortunado que eres? Si no lo has hecho, he aquí algunos datos para que comiences a ser agradecido por lo que tienes.

¿Te sientes mal por no tener un Iphone? En Burundi, por cada 1000 personas, hay 5 computadoras, 20 teléfonos móviles y 4 teléfonos fijos.

¿Te sientes viejo? Zimbawe es el país con menor expectativa de vida en el mundo con 36 años, siendo uno de los países con mayor mortandad infantil, muchos niños ni siquiera llegan a los cinco años de vida.

¿No tienes agua caliente para bañarte? En la zona subsahariana de África, más de la mitad de la población no tienen agua potable, por lo que en las zonas rurales tienen que beber agua sucia (si es que encuentran), causando graves enfermedades parasitarias a quienes la consumen.

¿Miedoso por la inseguridad en tu ciudad? Raqqah en Siria, la capital del estado islámico es el infierno en vida. Los 300 000 habitantes de esta ciudad tienen que sobrevivir en medio de bombardeos cotidianos, de los caprichos del estado islámico o los abusos de ejércitos extranjeros.

Aunque podría extenderme mucho más, espero que estos datos sean suficientes para que comprendas lo siguiente:

Sé agradecido por lo que tienes y aprecialo.

Ojo, no digo que seas conformista y que no luches por mejorar. Al contrario, aspira a lo más alto y mientras asciendes a la cumbre, valora lo que ya tienes.